Sobre la ansiedad por la separación del perro

Ofrecemos recursos y opciones de apoyo para tratar la ansiedad por separación de perros. Complete nuestro formulario de cliente rápido para ver cómo podemos ayudarlo.

Lo que la Ansiedad por Separación parece: El punto de vista de un perro

“Soy Bella. Soy feliz, bulliciosa y estoy llena de energía. Me encanta casi todo y todos a mi alrededor. Pero, por sobre todo, vivo para mis maravillosos humanos.

Cada día cuando me dejan sola me invade el pánico. Mi corazón se acelera, mi cuerpo tirita y mi barriga se transforma en un nudo. Jadeo, salivo, ladro, aúllo e incluso a veces me orino sin querer. No puedo controlar mi miedo y he llegado a romper la puerta en mi desesperación por llegar donde se encuentra mi gente “.

Lo que la Ansiedad por Separación parece: El punto de vista de un dueño

“Bella es un perro impresionante. Es divertida, inteligente y cariñosa. Pero no sabemos qué hacer con ella. Cuando salimos de la casa para ir a trabajar, hacer diligencias o por cualquier otra razón, se desmorona. Los vecinos se quejan de sus ladridos y estoy constantemente estresada sobre lo que encontraré en casa al regresar: Un mensaje de reclamo, una alfombra en pedazos, orina sobre la alfombra, Bella actuando como si hubiera estado fuera durante años, en lugar de horas. Me siento tan mal por ella, pero no puedo encontrar la manera de hacerle entender que regresaremos – siempre regresamos. No estoy segura de cuánto tiempo más podemos continuar así.“

¿Suena familiar?

Esta es una narrativa clásica para los millones de perros que sufren de ansiedad por separación y los propietarios que los aman. Los perros con AS suelen ser compañeros perfectos en todos los demás aspectos, pero este trastorno devastador deja a ambos, perros y su gente, estresados y agotados. Perros perfectos, propietarios increíbles, miseria cotidiana.

No estás solo. La American Veterinary Medical Association estima que el 15% de los 72 millones de perros existentes en EEUU, sufren de algún grado de ansiedad por separación. Los casos más leves a menudo no reciben tratamiento, creando un calvario diario para estos perros. Los casos graves suelen resultar en el abandono de perros en refugios, donde las opciones para ellos son la re adopción o la eutanasia. Lamentablemente, la re adopción generalmente aumenta la severidad de los síntomas de la AS.

¿Cuál es la causa de la AS? (No te preocupes, tu perro no está enojado contigo)

La ansiedad por separación puede ser causada por una disposición nerviosa, una experiencia de miedo al haber sido dejado solo (tales como un robo o ruidos provocados por trabajadores de una construcción), mudarse a un nuevo hogar, re adopción, cambios dentro de la familia (por ejemplo, la pérdida o partida de un miembro de la familia), una experiencia particularmente traumática (por ejemplo, un ataque de un perro o ser atropellado por un automóvil) o ausencias regulares demasiado largas.

Es un error muy común pensar que los perros orinan, defecan, ladran sin cesar o rompen objetos, porque se encuentran enojados con su gente por dejarlos solos. Es una explicación comprensible y tentadora, pero no es cierta. Los perros no tienen la misma maquinaria cognitiva que tenemos los humanos. Por suerte para ellos, no son capaces de experimentar o expresar emociones como resentimiento, culpa o protesta por enojo.

Tu perro no está enojado contigo por dejarlo solo. Está aterrado de quedarse solo. Este no es un estado voluntario para él. Es algo sobre lo que no tiene control.

Mejorar la calidad de vida

Podemos ayudarlo a mejorar su calidad de vida tanto para usted como para su perro.

¿Por qué la AS no se resuelve por sí sola?

Parece lógico postergar el entrenamiento con la esperanza de que el perro eventualmente superará el miedo de ser dejado solo. Después de todo, siempre regresas, ¿No es cierto? Lamentablemente, no funciona de esa manera. De hecho, es justo lo contrario: La mayoría de los perros con AS empeoran con el paso del tiempo.

El cuerpo de un perro con AS es inundado de químicos inductores de estrés cada vez que es dejado solo. La experiencia diaria de pánico y miedo comienzan a volverlo hiper vigilante y a observar constantemente a su dueño en busca de señales que pudieran indicar su partida. Puede que hayas notado que con el tiempo tu perro se ha vuelto muy alerta a los zapatos que te pones (observando si estás preparándote para dar un paseo o poniéndote tus zapatos de trabajo), al lugar donde guardas las llaves del automóvil e incluso al día de la semana (los domingos en la mañana son “seguros”, mientras que los lunes por la mañana son razón de temer). Los perros que temen quedarse solos son muy buenos para notar los predictores de tu partida (un tipo especial de zapatos, buscar tus llaves, incluso en algunas ocasiones tu rutina de preparación para alistarte en las mañanas – “¡Oh no, Mamá está tomando una ducha para luego ir a trabajar!”) y con el tiempo comienzan a preocuparse de más y más predictores.

Este constante estado de estrés leve realzado por el pánico provocado por las reales ausencias contribuye a un ciclo devastador de producción de químicos del estrés, que le hacen imposible aprender a sentirse seguro mientras está sólo, sin una intervención de entrenamiento.

La buena noticia es que a través del entrenamiento y, en algunos casos más severos, la ayuda adicional de medicación, los perros pueden aprender a sentirse mucho más cómodos cuando son dejados solos.

¿Querer aprender más?

Lee el libro de Malena, Treating Separation Anxiety in Dogs. Aunque está dirigido a entrenadores de perros especializados en el tratamiento de la AS, el libro de Malena puede ayudarte a comprender mejor qué es la ansiedad por separación, por qué ocurre y lo que es posible lograr mediante el entrenamiento.

Listo para comenzar con el proceso de sanación de tu perro?

El primer paso es contactarnos

¿Estás listo para explorar el tratamiento de la ansiedad por separación de perro? Comienza completando este cuestionario de potencial cliente.